Rosas, Washington y Lincoln

 

 

Autores Carlos A. Goñi Demarchi, José Nicolás Scala y Germán W. Berraondo.  Ed. Theoria, Buenos Aires (1996).

 

La invasión de España por Napoleón resultará el detonante que desencadenará el movimiento emancipador en la América Hispana.  De sus resultas, las antiguas colonias se presentarán en el escenario internacional convertidas en naciones independientes.  Esta condición, sin embargo, sólo se alcanzó después de una cruenta lucha que insumió una década y media de su recién adquirida existencia libre.

 

Contemporáneamente se agudiza en casi toda la región la disidencia interna en cada una de las partes acerca de la forma en que se encararía su organización social y política.  Las monarquías europeas, empeñadas en la extensión y seguridad de su comercio, prestigiaban con sus adelantos el sistema por ellas adoptado y mantenido durante siglos, perfeccionado, según sostenían, en su versión parlamentaria.  En contraste, los Estados Unidos de América, servían de ejemplo, en el Mundo de Colón, del modelo republicano, sustentado en la soberanía popular.  Con firmeza, Don Juan Manuel de Rosas, legalmente elegido, sorteará los escollos que significaban para la Argentina el caos anárquico, el caudillismo militar, aparentemente incontrolable a raíz de la preeminencia adquirida durante la extensísima guerra por la independencia, en que cada jefe de tropa se creía autorizado a disponer de la suerte de los pueblos al frente de sus lanzas, y aún las soluciones basadas en minorías ilustradas, salvando para el país su destino histórico, asentado en la democracia representativa y el federalismo.

 

$70.-